¿Cómo hacer una estrategia de mail marketing más efectiva?

El e-mail marketing se está convirtiendo en una de las mejores herramientas con las que empresas y marcas logran acercarse a mayores audiencias o aumentar su rentabilidad. El potencial de un correo electrónico es prácticamente ilimitado, por eso ha nacido toda una disciplina orientada a vender o generar fidelizaciones a través de los e-mails.

Es un arma potente, pero también de doble filo. Sin una buena estrategia de mail marketing, estarás desperdiciando tiempo, dinero e incluso perdiendo clientes. Pero no te preocupes, porque aquí vamos a ver la mejor forma de construir una estrategia de mail marketing efectiva y con buenos resultados. Una que le de a tu negocio el éxito que se merece.

Estrategia de mail marketing

Cómo construir una estrategia de mail marketing de éxito

Existen muchas formas de construir una buena estrategia mail marketing, pero hay ciertos pilares clave que son absolutamente inamovibles. Si te has animado a tantear este terreno y quieres experimentar con herramientas como MailRelay, que ofrece hasta 80.000 correos a 20.000 destinatarios al mes gratis y sin publicidad, debes saber que te espera un camino amplio y con muchos baches. Pero existe la manera de mantener un ritmo constante y efectivo.

Eso es lo que vamos a ver aquí, con varios consejos ideales para lograr una estrategia de mail marketing infalible.

Ten claros los objetivos y la audiencia

Tener unos objetivos siempre ayuda a marcar un rumbo claro a seguir, aunque definir una audiencia es lo que termina de poner la guinda al pastel. Al final, ambas cosas deben ir de la mano. Tienes que saber si lo que buscas es generar ventas o fidelización, si quieres asistentes para un evento o simplemente mantener comunicación. Por otra parte, tienes que saber si vas a por adultos de avanzada edad, jóvenes, hombres, mujeres…

De esa combinación es de donde nace la base de la estrategia, porque no es lo mismo intentar vender un producto a una audiencia que cuenta con mucha información del sector que al público generalista. Según tus objetivos y tu público tendrás que definir la forma y el contenido, tendrás que asentar las bases de la comunicación de tus correos.

Genera suscripciones con gancho

Tienes que buscar la forma de facilitar que los usuarios se suscriban a tu boletín o newsletter. Lo habitual es poner algún anuncio en una web y «forzar» el registro, aunque no es lo más elegante y eso al final deriva en una tasa de aperturas mínima. Lo mejor es que la suscripción tenga gancho, que haya un incentivo de peso que realmente anime al usuario a aceptar tus mails.

Esto se puede hacer de muchas formas. Puedes brindar contenido de calidad y valor en la web y asegurar fácil acceso a todo ello a través de un mail, o incluso organizar sorteos o regalar algo a quienes se suscriban. Las posibilidades son ilimitadas, pero al final todo debe girar en torno a lo mismo, dar algo que realmente atraiga al consumidor, algo que valga la pena para tu público objetivo.

Sigue un calendario de envíos

Es muy importante seguir cierta periodicidad a la hora de planear los envíos a los usuarios. Al final, las personas son seres de hábitos, y saber cuándo más o menos tienen que recibir correos de determinadas marcas les ayuda a estar más atentas y prepararse. Debes aprovechar esto, aunque también hay que darle la vuelta a la moneda. En caso de querer lanzar alguna promoción flash o un comunicado especial, no dudes en romper el patrón de calendario. Sorprenderá y generará interés.

Para que esto funcione, debes comunicar a tu audiencia la periodicidad con la que recibirá correos. Con esta consistencia, generarás una confianza que al final deriva en fidelización, y eso es el santo grial de toda marca. Los clientes fieles son los que ayudan a un negocio a mantenerse y a expandirse. Al final, acaban actuando como embajadores de marca.

El A/B Testing es tu amigo

De todos los consejos de marketing que se pueden dar en relación con el marketing de correos electrónicos, sin duda uno de los más importantes es que nunca dejes de hacer A/B Testing. Esta es la mejor forma de saber cuál es el camino adecuado para dar con los correos perfectos, con aquellos que tengan el diseño, el mensaje y la comunicación más eficaz.

El mail marketing se presta mucho a esta metodología además. Al poder personalizar los mensajes enviados a diferentes destinatarios, puedes hacer muchas pruebas e ir descartando o añadiendo hasta dar con la fórmula idónea. De hecho, como tendrás a mano datos tan importantes como la tasa de apertura, el tiempo de retención y el porcentaje de clics en las llamadas a la acción, podrás ver con mucha facilidad lo que funciona y lo que no y, a partir de ahí, seguir perfilando la estrategia.

Sobre el Autor: Nuria Parrondo

Digital Marketing Manager - Apasionada del Marketing Online, Redes Sociales, Posicionamiento, Diseño Web... Y en general de todo este mundillo 2.0 en el que cada día se tiene la suerte de aprender algo nuevo.

¡Compártelo en tus redes sociales!

One Comment

  1. Topseowebs 7 febrero, 2023 at 9:23 pm - Reply

    Muchas gracias por el aporte Nuria, justo estaba googleando en busca de información para mejorar nuestra estrategia de email marketing y creo que tus buenos consejos nos van a servir de muchas ayuda.

¿Deseas dejar un comentario?