Qué es el CRO y por qué debes empezar a aplicarlo cuanto antes

Categorías:Marketing Digital
Etiquetas:
Nuria Parrondo

En los últimos años hemos visto muchos nuevos términos, muchas tendencias vanguardistas que se han empezado a aplicar en páginas webs y redes sociales como parte de una estrategia de marketing.

Una de estas ha sido el CRO, y es algo muy útil para nuestra empresa, así que si no sabes qué es, sigue leyendo y empieza a aplicarlo de una vez por todas. Como dice Sara Blakely, la mujer billonaria más joven del mundo y fundadora de Spanx: “No te dejes intimidar por lo que no sabes. Esa puede ser tu mayor fuerza y lo que asegurará que hagas cosas diferentes de los demás”.

¿Qué es CRO?

Estas siglas, en inglés, significan Conversation Rate Optimization, lo que se puede traducir al español como optimización de la tasa de conversión. Básicamente, es una estrategia que optimiza la cantidad de usuarios que pasan de ser simples espectadores, visitantes, suscriptores, a verdaderos compradores.

El CRO no solo busca que las personas compren tu producto, sino que hagan exactamente lo que tú quieras que hagan. Por ejemplo, que se suscriban a tu lista de correo, que te sigan, que se creen una cuenta, que realicen tu encuesta, que descarguen tu contenido o que prueben tu versión gratis. Dependiendo de tu tipo de negocio, una conversión puede ser cualquier acción del usuario que tú puedas medir.

¿Por qué necesitas el CRO?

Medir tu tasa de conversión es un paso fundamental hacia entender la manera en la que tus clientes se comportan. Interpretando datos de la tasa de conversión y aplicando cambios en las áreas correctas puede ayudarte a dirigir tu ingreso.

Por ejemplo: recientemente agregaste un video de tu producto a una de tus páginas. Tus estadísticas dicen que los visitantes se quedan más tiempo y, luego de ver el video, hacen una compra. Basado en esos datos, puedes concluir que el video incentiva la compra del producto, es decir, que acabas de justificar la inversión de ese video.

Todo el dinero que tu negocio invierte en tu web y en el marketing cuenta. Así que tener un fuerte CRO significa un mejor retorno de la inversión. También tiene un efecto dominó: un mejor CRO conlleva a mejores retornos, lo que lleva a más flujo de dinero que puedes invertir en comprar nuevos clientes. Y si estás aplicando lo que aprendiste de los datos de la tasa de conversión, no solo serán nuevos clientes, sino clientes de calidad.

¿Cómo empezar con el CRO?

  1. Encuentra clientes de calidad

Tu objetivo es atraer clientes que tengan algún tipo de lazo personal con tu producto. Si su estilo de vida y/o hábitos calzan con tu compañía es más probable que rieguen la voz y se conviertan en clientes recurrentes. No se trata de conseguir cualquier cliente, sino el cliente indicado.

  1. Las tres I’s: Investiga, investiga, investiga

Es muy importante investigar antes de probar cualquier estrategia de CRO. No puedes simplemente hacer pruebas a ciegas sin tener una teoría que las sustente, porque eso solo hará que desperdicies tu dinero y espantes a los clientes. Investigar significa entender un montón de datos: Fuentes de tráfico alto, Fuentes de tráfico orgánico, comunicación visual y mucho más.

  1. A/B testing

Este término es más conocido en inglés, pero también lo puede ver como “Pruebas A/B”. Es un método simple pero efectivo: Haz un duplicado de una de tus páginas, pero modifica un elemento. Dirige a la mitad de tus visitantes a la página A y a la otra mitad a la página B. Analiza los resultados luego de una suficiente cantidad de tiempo. La página que debes mantener es la que funcione mejor y obtenga mejores resultados. La mejor parte de esta técnica es que puedes repetir esto con diferentes variables las veces que quieras.

  1. Llama a la acción

Tener una llamada a la acción en múltiples páginas es importante para cualquier sitio web, pero hay leves trucos que puedes aplicar que incrementarán tu engagement con los visitantes. La idea es eliminar lo desconocido, ya que los clientes se sienten más cómodos haciendo click en una llamada a la acción cuando saben qué esperar.

Por ejemplo, si tu sitio es sobre libros usados, en lugar de que tu botón diga “Compra ya”, sería más revelador que diga “Compra ya y salva un libro”. Asegúrate de que tu llamada a la acción sea en estilo de botón, ya que un texto plano podría pasar inadvertido.


Autor:
Digital Marketing Manager - Apasionada del Marketing Online, Redes Sociales, Posicionamiento, Diseño Web... Y en general de todo este mundillo 2.0 en el que cada día se tiene la suerte de aprender algo nuevo.

Deja un comentario

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url